MUSIESPANA_MENU_ARTISTAS
Guillermo García Calvo cosecha elogiosas críticas por su dirección musical de “Curro Vargas” en el Teatro de la Zarzuela
Lun, 24/02/2014
El director de orquesta Guillermo García Calvo ha cosechado elogiosas críticas por su trabajo al frente de la Orquesta de la Comunidad de Madrid en la producción de “Curro Vargas”, de Ruperto Chapí, que se representa en el teatro de la Zarzuela hasta el 2 de marzo. Junto a García Calvo, han compartido cartel, entre otros, los artistas de Musiespaña Cristina Faus, en el papel de Soledad, y el director Martín Baeza.

El director de orquesta Guillermo García Calvo ha cosechado elogiosas críticas por su trabajo al frente de la Orquesta de la Comunidad de Madrid en la producción de “Curro Vargas”, de Ruperto Chapí, que se representa en el teatro de la Zarzuela hasta el 2 de marzo. Junto a García Calvo, han compartido cartel, entre otros, los artistas de Musiespaña Cristina Faus, en el papel de Soledad, y el director Martín Baeza.

Guillermo García Calvo (Madrid, 1978), habitual en la Ópera de Viena y de la Deutsche Oper de Berlín y que en 2013 inició la dirección de una Tetralogía wagneriana en la Ópera de Oviedo, ha sido objeto de las más elogiosas críticas de la prensa diaria y la prensa especializada por su trabajo en “Curro Vargas”. Tanto diarios de difusión nacional como El País, El Mundo, ABC o La Razón como publicaciones digitales especializadas, como Codalario o Blog de pecho, de Rubén Amón, muestran unanimidad a la hora de destacar la dirección musical de García Calvo como uno de los valores principales en la reposición histórica de un título considerado como fundamental en la historia de la lírica española.

“Ha plasmado excelentemente el mosaico de interrelaciones sonoras el director Guillermo García Calvo, que ha hipnotizado a la orquesta”, escribía Juan Ángel Vela del Campo en El País, mientras que Alberto González Lapuente, en ABC, destacaba: “Hoy, la opinión se ve inevitablemente marcada por la impresión del trabajo del director musical Guillermo García Calvo, capaz de revitalizar a la Orquesta de la Comunidad de Madrid”. En esta línea, Gonzalo Alonso escribe en La Razón: “Guillermo García Calvo controla bien la compleja partitura, consigue que orquesta y coros no se desmanden y suenen acoplados, no huye de las grandes sonoridades y atiende las partes delicadas. Un acierto”. Por último, Tomás Marco, en El Mundo, dice de García Calvo que “rige con autoridad, competencia y mucha musicalidad a cantantes, coro, orquesta, banda, escolanía y demás batallones de intérpretes y tiene una actuación magistral”.

Por su parte, la publicación digital especializada Codalario.com publica una crítica firmada por el subdirector de la revista, Gonzalo Lahoz, en la que afirma: “Pocas veces suena la Orquesta de la Comunidad de Madrid como pudo escucharse en manos de Guillermo García Calvo, plena de matices y de rica y sugerente densidad. Bien hubiera podido sentirse y comprenderse toda la historia de Curro Vargas a través tan solo de su batuta”.

Para finalizar, Rubén Amón escribe sobre la producción de “Curro Vargas” en su Blog de pecho, de elmundo.es: “Representa en sí mismo un acontecimiento musical y dramatúrgico, precisamente porque los artífices del espectáculo, Graham Vick y García Calvo (o viceversa) no se compadecen de la obra ni la conciben desde la solidaridad, sino que la extrapolan desde la intensidad y la corpulencia, relativizando los tópicos y exponiendo su descarnada eficacia teatral (…) Ha sido un hallazgo la obra de Chapí (1898). Ha sido una ventaja encomendársela al talento musical de García Calvo”.